QUEDARSE CIEGO ES TERRIBLE

CAMPAÑA

A finales de 1999 la Fundación Zambrano decidió aumentar su presencia social, abrir sus puertas y extender el alcance de sus acciones. Sin poder ser ajenos al contexto de aquel tiempo, la situación que atravesaba el país nos obligaba a dar una respuesta.

Entre las acciones seleccionadas para dar este paso, la más importante fue la Campaña Quedarse Ciego es Terrible. El objetivo de la misma era lograr sensibilizar a la comunidad y solicitar su colaboración en la cruzada que estábamos emprendiendo.

“Cierre los ojos por un momento y piense en la posibilidad de quedar ciego… Muchas personas pierden la visión porque no pueden recibir una atención adecuada. En la Fundación de Cirugía Ocular Dr. Zambrano brindamos asistencia oftalmológica a pacientes sin recursos. Hoy necesitamos un gesto solidario de su parte” (texto de la campaña).

 La campaña se realizó únicamente en vía pública y se colocó en diferentes zonas de Capital Federal.

Además del pedido de ayuda a la comunidad en general, la Campaña contribuyó a elevar el perfil de la Fundación. Nos permitió contarle a la sociedad quienes somos y qué hacemos: asistir oftalmológicamente a pacientes sin recursos.

El efecto de la Campaña fue inmediato y superó altamente las expectativas ya que la demanda de asistencia creció exponencialmente y la actividad médica se incrementó de manera notable. 

De aquel tiempo a esta parte, debemos reconocer que la Campaña resultó ser el punto de partida para el crecimiento que la Fundación Zambrano ha registrado en los últimos 5 años. 



Empresas que colaboraron:OMAVA, Spinazzola Vía Pública, Mastercard

Graficas